La presidenta de la entidad estuvo presente en esta movilización

Ambiente reivindicativo y cívico encajaron a la perfección en la manifestación celebrada esta mañana en Alicante para protestar por la no renovación de los contratos para luchar contra la COVID-19.

Varios cientos de personas se sumaron a esta movilización a la que el Colegio de Enfermería de Alicante quiso sumarse con la asistencia de su presidenta, Montserrat Angulo, y respondiendo a la petición de colaboración de los convocantes con la pancarta que encabezó la manifestación bajo el lema de “Contratos frente a la COVID-19. No somos de usar y tirar” y con otras dos en las que pudieron leerse los mensajes “Necesitamos enfermeras/os, no que las despidan” y “Por la estabilidad profesional de las enfermeras/os, no a los despidos”.

Montserrat Angulo tuvo ocasión de hablar con diferentes medios de comunicación durante la manifestación a los que trasladó el rechazo del Colegio de Enfermería de Alicante por la no renovación de estos contratos. Al mismo tiempo aprovechó la ocasión para reivindicar un incremento de las plantillas de Enfermería frente a este recorte que va a consumar la Conselleria de Sanidad Universal y Salud Pública y se mostró escéptica con respecto a que los contratos para vacaciones anunciados por el presidente de la Generalitat Ximo Puig, vayan a solucionar los problemas que se van a originar con la no renovación de los contratos de refuerzo contra la pandemia. “Al final son las contrataciones propias de todos los años que corresponden por vacaciones, que ya veremos si realmente las vacaciones se van a cubrir al cien por cien o ya van a utilizar estos contratos de refuerzo por la Covid para cubrir muchas de esas vacaciones”, dijo al respecto.

Como ya hemos informado anteriormente, desde el Colegio se está junto a estos profesionales, muchos de ellos enfermeros y enfermeras, que demandan que las medidas que se adopten con respecto a sus contratos tienen que estar dirigidas a garantizar el derecho a la salud de todos los ciudadanos y, en particular a:

• Conseguir el objetivo del 70% de la población vacunada, antes de finalizar el verano.

• Vuelta a la normalidad en la actividad asistencial.

• Recuperar la actividad quirúrgica programada, las pruebas diagnósticas y la atención a enfermos crónicos.

• Reducir las listas de espera quirúrgicas, diagnósticas y de consultas que se han acumulado durante la pandemia.

• Dar descanso a la plantilla sanitaria que ha sufrido la presión asistencial durante este período de pandemia, en la que han faltado tanto medios materiales como humanos y se ha suplido con la mayor dedicación de los profesionales (suspensión de normativa de permisos, licencias y cambios de horario, movilidad funcional, movilidad territorial, etc.) y

• Estar preparados ante cualquier repunte de la situación epidemiológica y sentar las bases que nos permitan afrontar con mejores garantías, otra situación como la que hemos vivido.

Para poder garantizar todo lo anterior, consideran que la reducción de personal planteada en este momento no debe llevarse a cabo hasta garantizar, como mínimo, los siguientes puntos:

• Alcanzar el objetivo del 70 % de población vacunada

• Reducir las listas de espera quirúrgicas, diagnósticas y de consultas hasta, como mínimo, los niveles anteriores a la pandemia.

• Recuperación de la “normalidad” anterior a la pandemia, en la actividad asistencial.

• Regularizar los destinos, descansos y horarios del personal, a niveles anteriores a esta situación excepcional.

Asimismo, solicitan que las reducciones de personal eventual, se realicen de forma progresiva, una vez cumplidos los objetivos anteriores, y siempre teniendo en cuenta la Orden 4/2019, de 14 de noviembre, de la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública, por la que se regula el procedimiento de selección de personal temporal para la cobertura de plazas estatutarias gestionadas por la Consellería con competencias en materia de sanidad, de manera que no se produzca discriminación ni arbitrariedad, al aplicar criterios distintos de los establecidos en la normativa vigente.

Tras la finalización de la manifestación en las puertas del Ayuntamiento de Alicante, una representación de los convocantes se reunió con el alcalde de Alicante, Luis Barcala, y con el concejal José Ramón González para trasladarle sus reivindicaciones en un encuentro al que también asistió la presidenta del Colegio.